Primera comida del bebe (2/3)

 

4) El azúcar y la sal.
No le des miel a un bebé menor de un año de edad, consultalos con tu pediatra sobre otro tipos de de endulzantes como “glucomiel” los dulces en general proveen calorías vacías a los niños y al mismo tiempo llenan su estomago y generan una sensación de saciedad casi inmediatamente después de comerlos no dejando espacio para comer los verdaderos nutrientes que sus cuerpos necesitan. Además, los azucares contribuyen a la formación de caries en los dientes y según estudios recientes, pueden predisponer al desarrollo de diabetes al incrementar la necesidad de cromo del cuerpo. Tampoco le endulces el chupete con miel ni con ninguna otra preparación. La miel puede contener esporas de botulismo que le pueden hacer daño al bebé
No agregues demasiada sal a sus comidas, hay suficiente sodio natural en los alimentos para mantener a un bebé saludable. Ten en cuenta que sus riñones no están lo suficientemente maduros como para recibir una sobrecarga de sodio (sal).

Evita darle comidas instantaneas, enlatadas o enfrascadas, suelen mucha cantidad de sodio y son perjudiciales para la salud de tu bebe. lee las etiquetas con detenimiento

Sus requerimientos de sodio ya están cubiertos con la leche materna y el sodio natural de los alimentos. No obstante, hay alimentos que no tienen sabor sin sal (por ejemplo la polenta, o las pastas), en ese caso, colocar solo  una pizca. siempre consultar primero con el pediatra!

5) Los ingredientes.
Utilice para la comida del bebé, los mismos alimentos que utiliza para el resto de la familia, sólo sepárelos antes de aderezarlos. Al menos hasta el primer añito.

Cocina día a día para tu bebé. Prepárale comidas basadas en ingredientes frescos y naturales. Cuanto menos cocinado y procesado este un alimento, más posibilidades tienen de preservar sus nutrientes. Ten en cuenta que los niños procesan y retienen los químicos y preservantes de los alimentos durante más tiempo que los adultos al tener un cuerpo más pequeño, con lo cual es importante que absorban la menor cantidad de químicos posible. No hagas la comida del bebe con las sobras de la comida anterior. Pueden estar contaminadas con bacterias o bien haberse cortado la cadena de frío por la manipulación que se le pudo realizar. Tenga en cuenta que al romperse la cadena de frio comienza a haber proliferación de bacterias..

Varia la dieta en colores, una comida divertida es mejor aceptada cuando más colorida sea. siempre procura 5 colores mínimo sin contar el arroz.

Es importante no darle a probar más de un sabor a la vez, para observar su tolerancia. En caso de que rechace un sabor, lo mejor es prepararlo de otra manera y volver a ofrecérselo

Es importante seguir las indicaciones del pediatra, consúltale sobre agregar 1 cucharadita de aceite vegetal crudo en el plato servido del bebé. Si puedes utilizar distintos tipos de aceites (oliva, girasol, nueces) aún mejor. El aceite crudo le proporciona la energía extra que necesita para su crecimiento, así como para su desarrollo cerebral. Se deben agregar 5 cc de aceite crudo al puré de verduras o leguminosas al momento de servir.

Para niños más grandecitos Los bebés también deben tomar una bebida en el almuerzo, así como lo hacemos los adultos. Lo ideal es que tomen agua, ya que las gaseosas contienen gran cantidad de azúcar y le quitan el apetito, además de que predispone a la aparición de caries. El agua durante las comidas, es fundamental para su proceso digestivo. puedes elegir aguas minerales con bajo contenido de sodio, lee las etiquetas atentamente asegurándote de esto. Desde que el niño comienza a recibir alimentos sólidos, puedes ofrecerle agua en volumen de 20 a 50 cc dos a tres veces al día, separada de la leche.

Por último, No le des comidas difíciles de ingerir, No le des al bebé comidas tales como maíz en grano entero, nueces, rosetas de maíz y semillas, o comidas de textura tosca como galletas de cereales o con salvado. Estos alimentos son difíciles de comer para la bebé y se puede ahogar. Las uvas y pedazos redondos de salchichas son especialmente peligrosos. Todo esto te lo debe indicar el pediatra.

6) Una salud de hierro
El hierro es un mineral muy importante, y no olvidemos que durante los dos primeros años de vida los niños experimentan un rápido crecimiento, lo que hace que se consuman sus reservas de hierro. Los cítricos contienen una gran cantidad de vitamina C, que favorece la absorción de hierro y sales de sodio y potasio. Los alimentos más ricos en hierro son las carnes rojas, el hígado, el pescado y el pollo. Algunos vegetales, como el berro o la espinaca, también poseen hierro, y aunque en menor medida, los lácteos.

Los niños durante el primer año de vida, por su gran velocidad de crecimiento, tienen altos requerimientos de hierro que no se logran completar con la lactancia materna y la papilla de verduras. Si tu niño se alimenta con leche materna exclusiva, debe suplementar hierro en gotitas a partir de los 4 meses y hasta el año. Las leches adaptadas contienen ya el suplemento de hierro. consulta con tu pediatra sobre los suplementos de hierro.

7) Los hidratos de carbono. (Ojo con el peso)
Los carbohidratos son la comida favorita de los niños, sobre todo si vienen en forma de harinas refinadas o azucares. Muchos niños, sobre todo los que rechazan las carnes y pescados, muchas veces viven comiendo pastas, panes, galletas y cereales. Pero los hidratos de carbono no son en si malos o buenos. Existen los hidratos de carbono complejos que proveen además vitaminas, minerales, proteínas y fibras así como también calorías. Entre ellos están los cereales, el arroz integral, las arvejas, los porotos, la pasta, frutas y vegetales. Mientras que los carbohidratos simples solo aportan calorías: azúcar, miel, harinas refinadas (galletas, panes blancos).
Los problemas de sobrepeso en general comienzan en la infancia. Los niños de un año necesitan un promedio de entre 900 y 1350 calorías diarias. No necesitas hacer el cálculo: basta con prestar atención a los porcentajes de crecimiento basados en la tabla que lleva el pediatra. Si un niño de uno a 3 a años tienes problemas de sobrepeso, el problema es la calidad de los alimentos. Ofrécele mucha comida con pocas calorías: frutas, verduras, harinas integrales. Si tu hijo está bajo en peso ofrécele alimentos ricos en calorías y nutrientes, sin necesidad de que coma grandes cantidades: plátanos, nueces, queso, palta.

Todas las calorías no son iguales, no es lo mismo comer 100 calorías en cookies de chocolate que las 100 calorías que aporta un plátano o una manzana. Planifica las comidas y snacks de una manera cuidadosa para que la alimentación de tu hijo sea completa en calorías pero nutritiva.

Ten presente que una de las causas de la obesidad infantil, que es común entre los niños latinos, es interrumpir la lactancia demasiado pronto e introducir alimentos sólidos antes de los 6 meses. Por eso, antes de introducir éstos a la dieta de tu bebé, consúltalo con el pediatra y asegúrate de que tu bebé comience sus hábitos alimenticios lo mejor posible!

8) Alergias, MUCHO CUIDADO:

Este es todo un tema porque en la actualidad ya se saben cuales son los alimentos altamente alergénicos y tu pediatra es el que te indica que debes darle exactamente a tu bebe y en qué momento de su desarrollo. Sin embargo un día tu niño puede tener esa diarrea que lo escalda gravemente o esas manchitas que le brotan de la nada y resulta que es alergia. No es tan fácil detectar la causa exacta por eso debes prestar atención a las reacciones en los cambios que realices en sus comidas y en cómo va aceptando los alimentos el organismo de tu bebe.

Hay alimentos que no conviene incluir antes del año( Especialmente si en la familia hay antecedentes alérgicos), y evitar los productos condimentos irritantes (como la pimienta, curry u otro). Entre ellos:

Huevos ( dos por semana, ya sea cocido o pasado por agua)

Pescado

Chocolate

Dulce de leche

Frutillas y kiwis (alergias cutáneas)

Entre otros que debes consultar con tu pediatra.

Algunos aconsejan esperar al año dos meses para introducirlas a su dieta. Eso va depender de ti!

Mucha suerte 🙂

La primera comida del bebe 1/3

La primera comida del bebe 2/3

La primera comida del bebe 3/3

2 respuestas a “Primera comida del bebe (2/3)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s