La primera comida del bebe (1/3)

Mi hija acaba de cumplir  11 meses y a los 4 se me dió por investigar sobre la responsabilidad de su alimentación que se me venía.

A mi esposo y a mí nos ayudo el echo que nos veía almorzar sentados todos en la mesa desde los 4 meses… bueno ella echada, cuando llego a sus 5 meses ya nos pedía y a los 6 que ya podía… comío con ganas… como se dice.

Aqui les dejo una parte de la info que recopile y me sirvió muchísimo:

1) El ejemplo ante nada.
“La introducción de los primeros semisólidos de manera paulatina tiene una función más de aprendizaje que de nutrición”

No lo haga comer solo. Los bebés reaccionan mejor si ven que el comer es un hábito que todos practican juntos. A comer bien, se aprende porque la alimentación es un hábito. Cuando el bebé comienza a introducir sus primeros alimentos, comienza a formarse el hábito alimenticio que lo acompañará toda la vida. Además, se recomienda no usar los alimentos como premio o castigo.

Por otro lado, asegúrate que todos las personas que viven en la casa y los que visitan regularmente al niño sepan cuáles son los principios alimenticios que estas siguiendo y no saboteen la dieta de tu pequeño.
2) La hora de la comida
La primera comida: Los papás pueden elegir el horario libremente según su disponibilidad. No importa que sea al mediodía, a la tardecita o a la noche. Lo que sí importa es que tanto la mamá como el bebé puedan disfrutar de ese momento  relajados y tranquilos.
La primera comida reemplazará a la leche que el bebé tomaba en ese horario. Lo mismo pasará cuando se incluya la segunda comida diaria. No hace falta darle el pecho o la mamadera después del almuerzo o la cena si es que el niño ha comido bien.
La segunda comida: Se incorpora hacia los 8 meses, en un horario opuesto al de la primera. Si la primera fue el almuerzo, la segunda será la cena, o al revés.
No dejes que saltee comidas, organiza una rutina de comidas y mantén la consistencia. Saltear comidas a esta edad puede privar a tu hijo de una alimentación completa y balanceada. La falta de alimento durante mucho tiempo, puedes provocarles una baja en su nivel de azúcar en sangre conocida como hipoglucemia, y esto puede ponerlo nervioso o fácilmente irritable. Por supuesto que puede pasar que tu hijo no quiera comer, pero siempre ofrécele comidas sustanciosas de manera regular.

Siempre consulta con tu pediatra, algunos ya tienen todo el programa mes a mes, cíñete a él.

3)  Temperatura y consistencia

La temperatura de las papillas deberá ser tibia. Puedes darle frío y lo comerá pero no es bueno para la digestión, tampoco muy caliente porque quemarías sus papilas gustativas. No es recomendable usar cucharas de metal por ser transmisoras del calor.

Preparar frutas cocidas las primeras veces PARA SERVIRLAS TIBIAS. Las más recomendables son manzana, pera y duraznos. Luego sumar, poco a poco, la fruta cruda (plátanos, kiwis y naranjas) a la dieta

En un comienzo, las texturas deben ser ni líquidas ni espesas e ir variando a medida que el bebé las vaya aceptando, no debe darle sopas o cremas de verduras, por más que éstas contengan carne licuada o cereales.  La consistencia de la papilla debe ser la de un puré de lo contrario tardarán en aceptar la nueva textura del alimento., no licuadas o muy procesadas. Es conveniente hacer el puré  con el tenedor.

Deshilache la carne o píquela en trocitos muy pequeños y sin huesos. Puede rayarlos también. A partir de los 7 meses, la carne -ya sea roja o blanca- debe ser cuidadosamente cortada en  pequeños pedazos. Se deben cortar los alimentos en trozos muy pequeños así evitaremos que el niño se atragante.

El cambio de consistencia, de licuado o papilla a molido con el tenedor, se debe determinar según la aparición de sus dientes. Una edad promedio para esto son los 10 meses. Una vez que el niño o niña ya tiene molares, entonces es momento para comenzar a darle alimentos de consistencia blanda y picados muy pequeños. Esto debiera darse entre el año de vida al año 6 meses, momento que coincide con la incorporación de la comida del hogar.

Introduce los nuevos alimentos con tres días de separación entre uno y otro. De esta manera, si tu pequeño tiene una reacción alérgica podrás darte cuenta.

Otro aspecto que va a ayudar a favorecer la aceptación, es No hay que desesperarse si al principio el niño no come “bien”, es como un juego, puede escupir o rechazar el alimento y esto es normal. De cualquier manera hay que insistir a modo de juego. También hay niños que empiezan a comer bien a los 8 o 9 meses. Si al darle un vegetal a tu bebé por primera vez, no lo acepta, espera unos días antes de ofrecérselo de nuevo.

No hay que olvidar que los primeros meses van ser difíciles pero lo importante es la perseverancia, a modo de ejemplo en caso de los solidos… unos días va querer, otros no… pero tu tienes que darle todos los días!! el dia que no te quiere aceptar, pues no te comera lo solido pero tu tienes que seguir intentandolo todos los días!!

Les debo la segunda parte, no se la pierdan 😉

La primera comida del bebe 1/3

La primera comida del bebe 2/3

La primera comida del bebe 3/3

2 respuestas a “La primera comida del bebe (1/3)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s